miércoles, 10 de octubre de 2007

Pastor Vega


Siempre jovial, entusiasta, dicharachero, optimista y cubanísimo, Pastor se inició en las artes escénicas cuando se integró al célebre Teatro Estudio en 1958. Cuatro años después, decide consagrarse por entero al cine, donde realizó al principio la asistencia de dirección de varios documentales y largometrajes de ficción, e incluso participó como actor en La decisión (1964), donde también debutó Daisy Granados, su fidelísima compañera de toda la vida. Pronto es promovido como realizador de documentales, y a esta etapa se debe ¡Viva la República! (1972) una de las más importantes obras documentales de una cinematografía particularmente pródiga en piezas cumbres de este género. Su debut en el largo de ficción llegó con una de las más películas más elogiadas y discutidas del cine cubano: Retrato de Teresa (1979), auténtico ejemplo de séptimo arte comprometido con las problemáticas contemporáneas y los personajes más populares y entrañables. Luego se sucedieron Habanera, Amor en campo minado, En el aire, Vidas paralelas, Las profecías de Amanda... hasta el momento en que nos dejó, en que preparaba, a pesar de las múltiples dolencias que le causaba su enfermedad, el arriesgado proyecto de una ópera campesina, sentido homenaje a su padre y a la música guajira, como él mismo le llamaba con cariño. Pero no se puede circunscribir la vida creativa de Pastor Vega a la sucesión de películas que consiguió poner en pantalla. Su laboreo incansable está registrado en buena parte de los grandes eventos que el ICAIC ha desarrollado: fue director del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, de la Cinemateca de Cuba, y de la Federación de Cineclubes. También fue profesor universitario en varios países, crítico y teórico del cine, jurado en numerosos festivales, además de que sus filmes han sido exhibidos en más de cincuenta naciones. Intelectual de muy amplias y fructíferas diligencias, Pastor Vega es de esos creadores que cuando no existen hay que inventarlos, porque saben como llenar todo el espacio a su alrededor, siempre dispuestos a emprender, impulsar, alentar. Habrá que hablar de él siempre en presente, aunque ya no esté con nosotros.


Nació el 12 de febrero de 1940 en la Ciudad de la Habana. En noviembre de 1958 ingresó, siendo uno de los fundadores, en la academia Teatro Estudio que dirigían los hermanos Vicente y Raquel Revuelta. A mediados de 1960 termina el curso en Teatro Estudio obteniendo las más altas calificaciones. Participó con este grupo en las representaciones de "Mundo de Cristal", " Tupac Amaru" y "Madre Coraje", entre otras. También participó como actor en varias películas, como "La Decisión" de José Massip, "Un día de trabajo", y otras. En ese mismo año ingresa en el ICAIC, siendo uno de sus fundadores, como asistente de dirección, actividad que comparte con el teatro hasta 1961, fecha en que abandona Teatro Estudio para dedicarse por completo al cine. En 1964, después de trabajar como actor, asistente de dirección en varios documentales y largometrajes fue promovido a director de documentales. En 1970 llega a ser director de largometrajes. y participó en innumerables delegaciones de cineastas cubanos. Fundó en 1979 y dirigió las primeras doce ediciones del Festival Intrenacional del Nuevo Cine Latinoamericano. También es fundador de la Escuela Internacional de Cine, TV y Video de San Antonio de los Baños. De 1978 a 1987 se desempeña como Director de Relaciones Internacionales del ICAIC. En 1979 filma el largometraje de ficción Retrato de Teresa con una gran acogida del público y la crítica, que despierta una inusual polémica en torno a su temática. Ha impartido cursos y conferencias en Estados Unidos, La Unión Soviética, España, Italia, Venezuela, Colombia y Brasil. Ha publicado innumerables artículos en revistas nacionales e internacionales. Sus filmes han sido exhibidos comercialmente en más de 50 países.

No hay comentarios:

Loading...

Lo ultimo en cine cubano

Suscribirse ahora google

Add to Google Reader or Homepage